Una de las pocas virtudes que he podido simular con algo de elegancia es aquella relacionada con dar la impresión equivocada a aquellas personas que me ven, leen o conocen por primera vez.

No es que lo haga a propósito ni tampoco creo que sea una especie de karma con el cual debo convivir, nada de eso.

Por cierto, a medida que estoy tipeando ésto en l oscuridad del cuarto de mi hijo más pequeño, no puedo sino divagar en lo que hace cualquiera que busque realizar lo que sea que esté haciendo de la manera más corta y cómoda.

Me acabo de preguntar si no podría comenzar a utilizar en verdad esto de la tecnología para más allá de simplemente corregir mi alocada dislexia o aquellas palabras de las cuales tengo alguna mera idea de cómo se escriben o mas o menos, significan.

Lo que si que...
- Pensé en dictar.!

Si señores y señoras...o señoras y señores.
El dictado a una máquina me permitiría ahorrarme el tener que tipear, corregir y encima andar procesando la información que se me viene a la mente en palabras de algún idioma que ustedes entiendan (más abajo tienen un traductor, por cierto),

En mi país, cuando las cosas van mal o está díficil.. dicen:
- hendy la cabaju resa (se lee diferente, igualito que el inglés)... suena algo así como jendy la cabayú resá... o brillan los ojos del caballo / corcel.

Si se fijan en la imagen que he asquerosamente copiado de por ahí, verán que ya no son los ojos y nada más los que están "on-fire"... prendidos.

Ah.
Hoy cambié, después de casi un siglo... el formato (template) de este blog que nadie lee.

Mis respetos.