jueves, 9 de octubre de 2014

El problema de Paraguay es ...

El problema de Paraguay es que el congreso hace leyes, pero nadie se encarga de hacerlas cumplir.

Es como pretender bajar de peso, con la simple enunciación de;
- Hoy comienzo la dieta.

Las leyes, no todas... eso es importante aclarar, son letra muerta.

Excepto aquellas cuyo cumplimiento es necesario para alimentar a esa casta y grupos de oligarcas que se dedican a cagarle la vida al resto de las personas.
En mi opinión, ya tenemos suficientes leyes.

Y si uno lo piensa bien, no necesitamos tantas.

Ni necesitamos esa cantidad de "representantes" del congreso, quienes se masturban con la idea de arreglar el país, escribiendo en un papel las reglas que se venden y se compran de acuerdo a intereses mezquinos de cierto grupo (justo aquellos que liban de la mieles del poder)

Lo que el Paraguay realmente necesita es gente que HAGA cumplir LA LEY.

Y hacer cumplir la ley, en el país de "los amigos" es algo que se vuelve muy complicado cuando uno se dá cuenta que es UNO MISMO quién debe primero enderezar sus decisiones y ajustarlas para ser mejor persona en la sociedad.

No tengo idea de cómo, ni tampoco me precio de saber todas las respuestas, lo siento mi pequeño aporte no es sino un remedo del análisis y algunas conclusiones a las que alguna vez he arribado.

Sigo.

Hay que decirlo:
Las reglas están MAL.

Las leyes, vuelvo a aclarar... no todas, deben de tener una concordancia con la LEY suprema, que es la constitución nacional.

Y en mi opinión, la misma constitución está MAL.

No TODA, pero.. enfrentémos la realidad.
Nuestra constitución, así como está, se demostró con los años que NO SIRVE.

Uno de los aspectos de la CN que no sirve son aquellos que fueron copiados de alemania, donde se explayaron y extralimitaron con las garantías antes, durante y después del proceso.

Esas garantías, si bien fueron en su momento histórico (luego de la caída del régimen stronista) necesarias para no volver a los tiempos oscuros en donde había gente que "desaparecía" por "orden superior"... hoy día esas mismas garantías son utilizadas por simples delincuentes para cagarse de risa del resto de la población que sigue en la esperanza que las instituciones le protejan.

Y la mala noticia es:

Estamos jodidos.